Ciudadanía en Internet

Civismo y menores en la Red


Deja un comentario

La fama a cualquier precio como valor principal de los adolescentes y su relación con el sexting

Según la columnista del Washington Post Petula Dvorak, los adultos tenemos buena parte de responsabilidad en haber potenciado la fama a cualquier precio como valor supremo de los adolescentes actuales. Una de las consecuencias de esto, en su opinión, sería el aumento de los casos de sexting.

Uno de los ejemplos más recientes citados por Dvorak es la detención por la policía de tres chicos (dos de 16 y uno de 15) en un instituto de West Springfield (EE. UU.) el pasado mes de enero por haber intentado convertirse en los reyes del porno de los suburbios. Los adolescentes realizaron al menos seis vídeos con chicas de su propio instituto y de otros dos cercanos —al parecer tras haber consumido bebidas alcohólicas— lo cual les ha supuesto acusaciones de posesión y distribución de pornografía infantil.

El sexo y el alcohol siempre han preocupado a los padres de adolescentes, pero ahora se ha llegado completamente a un nuevo nivel de degradación y crisis de valores con la grabación y envío de este material que permiten los smartphones, según la columnista, quien lo vincula con el hecho de esta generación está acostumbrada a ser grabada y filmada desde que han nacido, en un auténtico Show de Truman.

Según un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de California en Los Ángeles, el valor número uno para los adolescentes de hoy en día es la fama. Otro estudo de la UCLA señalaba ya en 2007 que los principales valores trasmitidos por los programas de TV más vistos por los chicos eran: fama, éxito, popularidad, imagen y éxito económico. Diez años atrás eran el sentimiento de comunidad, el ser buenos, la imagen, la tradición y la autoaceptación. En tan sólo una década el ser buenos cayó al 12º puesto de la lista de valores principales, y el sentimiento de comunidad al 11º.

Así que ahora es la fama lo que la mayoría busca y sin importarles cómo conseguirla.

Esta es la causa, según Dvorak, de que se extiendan sucesos como el de West Springfield, en los que muchos miembros de la Generación Mírame que ha crecido con Facebook y Twitter, intentan ser famosos produciendo y trasmitiendo autopornografía. La TV les ha mostrado que gente sin talento, ni ningún mérito o capacidad personal puede hacerse famoso: sólo requiere exponerse, cuanto más mejor. Por si fuera poco Internet les muestra una disponibilidad inmensa de pornografía. Según Dvorak lo raro es que con esta combinación no haya incluso más chicos haciendo vídeos de sexting: o quizás sí los hay y lo que pasa es que no lo sabemos, apunta con temor.

El caso de los pornógrafos junior de West Springfield ha sido ampliamente comentado en algunos foros de la Red. Otros adolescentes señalan este caso como «épico» y comentan que los chicos detenidos se convertirán en «legendarios» durante años en esa ciudad. Otro comentaba con perspicacia: «Twitter es necesario si quieres encajar y así tener al menos la sensación de ser alguien importante, famoso incluso aunque sólo sea dentro de un círculo de perdedores. Si no eres importante no estás vivo. Todo el mundo negocia su atención hacia otros para conseguir alguna para sí. Es un enorme circuito de intercambio que sirve para no hundirte en la oscuridad. La vida normal no es una vida en absoluto en el sistema de valores actual. Lo que estamos viendo hoy día nos parecerá ñoño dentro de 10 años.»

Pero Petula Dvorak advierte de que hay algo que no cambia con el tiempo: estos chicos podrán convertirse en microfamosos durante un tiempo. Pero para las chicas que participaron en el sexting la infamia será lo que les espere.

Fuente: Washington Post vía Winnipeg Free Press.

Más información sobre el sexting:

Cuida tu imagen online


Deja un comentario

El País, ABC y Lainformacion unidos para debatir sobre la difusión de valores online

El I Congreso Internacional Creo en Internet será el escenario de debates, breves ponencias y sesiones dinámicas sobre comunicación, educación y menores en internet.

logotipo Creo en InternetGumersindo Lafuente, adjunto al director y responsable de estrategia digital de El País, Ángel Expósito, director de informativos de ABC Punto Radio y Carlos Salas, director de Lainformacion.com, serán los participantes en la mesa redonda ¿Cómo se están comunicando los valores en internet en el siglo XXI?, que tendrá lugar el viernes 11 de noviembre en Madrid, en el marco del congreso Creo en Internet, organizado por la empresa TREI.es y la asociación sin ánimo de lucro Revaloria.org.

En esta primera edición del congreso Creo en Internet también se abordará la situación de los menores en internet, su comportamiento, riesgos y oportunidades. Javi Nieves será el encargado de moderar la mesa redonda Nuestros hijos en internet, en la que intervendrán Arturo Canalda (Defensor del Menor Comunidad de Madrid), Inmaculada Galván (presentadora TV) y Yago Fandiño (subdirector de RTVE).

De forma divertida y dinámica Chema Alonso (hacker, profesional mejor valorado de Microsoft) explicará Cómo los menores se saltan wifis, filtros de internet, entran en cuentas de correo ajenas, etc. Desde Tuenti, Sebas Muriel responderá a preguntas de padres e hijos sobre la mayor red social española, que cuenta con más de 12 millones de usuarios adolescentes y jóvenes.

El congreso Creo en Internet es también el foro en el que se presentará en España el informe Uso y abuso de YouTube por los jóvenes, un estudio que ha recibido varios premios en Irlanda y cuyos resultados han sido presentados en la prestigiosa London School of Economics y en la sede central de YouTube en Europa. Se trata de una investigación acerca de cómo se comportan los jóvenes europeos en YouTube y por qué lo hacen así.

Muchos otros profesionales y expertos de internet plantearán las claves del éxito en la comunicación de valores a través de internet y las redes sociales, la gestión online de proyectos de voluntariado, la inclusión de personas con discapacidad, la participación en debates y polémicas en la red, etc.

Y como no podía faltar en un congreso con enfoque práctico sobre internet, los asistentes tendrán la oportunidad de escuchar en directo una sesión sobre Cómo poner tu web la 1ª en Google, que será impartida por el reconocido experto en posicionamiento en buscadores, márketing y comunicación online Ismael El Qudsi, ponente en masters y cursos de varias universidades, escuelas de negocios y cámaras de comercio.

Toda la información actualizada, el vídeo breve de presentación del congreso y la adquisición de entradas están disponibles en http://creoeninternet.com/

Creo en Internet está siendo patrocinado por el Foro de Generaciones Interactivas, la Universidad Francisco de Vitoria, ABC, Palabra y Publimedia.

Esta edición del congreso cuenta también con la colaboración del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), Alumni de la Universidad de Navarra, Universidad San Pablo CEU, Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Federación de Enseñanza (FEUSO), Obra Social Caja Madrid, Cooperación Internacional, Fundación COSO, Fundación Alia2, Pantallas Amigas, Marketing Directo, Cibersur, Fila Siete, iCmedia.net, COPE, Aceprensa, Comfersa, Adif, Renfe y EMT.

Más información:

Fuente: Creo en Internet

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

La promiscuidad en TV e Internet favorece el sexting, según la educadora Robin McDaniel

Uno de cada 5 adolescentes estadounidenses practica sexting, según una reciente encuestas. En algunos lugares comiezan a ponerse en marcha campañas para la sensibilización sobre los riesgos de esta práctica. La organización IROC con sede en Nueva Jersey ha puesto en marcha una con el título Sexting is stupid (Hacer sexting es estúpido). Otro es el australiano Safe Sexting: No Such Thing (El sexting seguro no existe).

Ha habido casos policiales y judiciales tanto en Australia como en Estados Unidos (Pennsylvania, Virginia, Florida, Indiana, Ohio…), cambios legislativos en Vermont, personajes famosos que han sufrido las consecuencias del sexting y hasta un caso de una joven que terminó en suicidio. El sexting no sólo es estúpido: también puede ser mortal.

Pero ¿por qué lo hacen?

Según Robin McDaniels, profesora, consejera escolar, escritora y educadora de Florida, la diferencia con la rebeldía típica de la adolescencia y las habituales diferencias generacionales en la moralidad, la marca la tecnología. Opina que la prevalencia de la promiscuidad y de una sexualidad abierta en la TV y en la WWW, hace que adolescentes y preadolescentes se sientan menos inhibidos con respecto a sus cuerpos. Es la mentalidad del “todo vale” que inunda los medios y de cuyos mensajes (“No pasa nada por mostrar tu cuerpo y mostrar ostentosa y abiertamente tu sexualidad”) es casi imposible alejar a los adolescentes.

Según McDaniel basta con echar un vistazo a los reality shows de TV para ver la pérdida de moralidad y buen juicio en nuestra sociedad. Lo que antes era el extremo, ahora es la norma. La indecencia y el mal comportamiento reciben apoyos e incluso son motivo de celebración. También los anuncios publicitarios están llenos de mensajes que exaltan el sexo.

Fuente: Examiner.com


Deja un comentario

Las advertencias de Sartori sobre el ‘homo videns’ aplicadas a Internet

El intelectual Giovanni Sartori analizó a finales de los años noventa la influencia de la televisión en la sociedad moderna y las consecuencias que se derivan de la supremacía de la imagen sobre la palabra escrita. Diez años después, el brillante ensayo del politólogo sigue vigente y muestra signos de convertirse en una sólida llamada de atención sobre el futuro de la sociedad digital.

Para Sartori, la preponderancia de la imagen sobre la palabra escrita adquiere rango de catástrofe. En su opinión, la cultura audio-visual destruye la capacidad de abstracción, la crítica de las ideas y un empobrecimiento letal en el proceso de entender y conocer que posee el hombre.

Habla de la primacía de la imagen, en la que se describe el proceso por el cual se ha incorporado abiertamente la televisión en la vida diaria de ser humano, la influencia que tiene entre la niñez, una generación educada por y para la televisión, los videojuegos y finalmente Internet.

El autor dispara sin compasión contra la pérdida de la capacidad de abstracción que está provocando la constante exposición de los niños a las imágenes que aparecen en la pantalla de televisión. La información presentada por los medios se encuentra descontextualizada, manipulada y generada en base a unos intereses propios. Se crea un ser video-dependiente que se traga las imágenes sin masticar, como sopa templada que baja por el estómago y se salta el proceso de la razón y la crítica hasta llegar directamente al sistema excretor. El niño pierde progresivamente la visión que le ofrece la lectura de la palabra escrita, se sumerge sin darse cuenta en un mar de complacencia, chapoteando entre las imágenes sin aplicar el más mínimo sentido crítico.

¿Quién no ha escuchado alguna vez la frase “Una imagen vale mas que mil palabras”?. Puede que valga más, pero sólo a efectos de lo que le interesa al gobierno o las multinacionales que nos bombardean continuamente con toda tipo de estímulos anestésicos para acabar con nuestro filtro de decisión. Sartori advierte que los niños cada vez se leen menos libros y que cada vez se entregan a más horas de televisión o incluso de videojuegos o Internet.

En el libro se habla de cómo se ha impuesto la televisión sobre el resto de medios de comunicación, ofreciendo dos peligrosos tipos de información: la subinformación y la desinformación.

“Mientras la realidad se complica, las mentes se simplifican y nosotros estamos cuidando a un video-niño que no crece, un adulto que se configura para toda la vida como un niño recurrente. Nos encontramos ante un demos debilitado, no solo en su capacidad de tener una opinión autónoma sino también en clave de pérdida de comunidad” escribe Sartori.

Se rebela contra la falta de esfuerzo mental que proviene de la televisión y que se traslada a Internet como si se tratara de un simple ejercicio de traspaso eventual. Nos dice que a pesar del universo de posibilidades que ofrece la Red, vamos a seguir siendo individuos absorbidos por el poder triturante de la imagen fácil. “La paideia del video hará pasar a Internet a analfabetos culturales que rápidamente olvidarán lo poco que aprendieron en la escuela y, por tanto, analfabetos culturales que matarán su tiempo en Internet, en compañía de “almas gemelas” deportivas, eróticas o de pequeños hobbies. Para este tipo de usuario, Internet es sobre todo un espléndido modo de perder el tiempo, invirtiéndolo en futilidades”, escribe el italiano.

Sartori alerta de la saturación que puede llegar a provocar Internet “Corremos el riesgo de asfixiarnos en una exageración de la que nos defendemos con el rechazo; lo que nos deja entre la exageración y la nada. El exceso de bombardeo nos lleva a la atonía, a la anomia, al rechazo de la indigestión: y de este modo, todo termina, en concreto, en una nimiedad.”

Fuente: NeoTeo (ABC)