Ciudadanía en Internet

Civismo y menores en la Red


1 comentario

Para evitar los riesgos del sexting es necesario hablar de pornografía en las escuelas

Según un estudio de la organización británica NSPCC los adolescentes que reciben imagenes de sexting de otras personas las comparten porque creen que son el equivalente a los recortes de revistas pornográficas que se compartían antaño. No son capaces de diferenciar entre imágenes de contenido erótico o pornográfico profesional (realizadas por actores y actrices profesionales de la industria del entretenimiento para adultos), y las imágenes de compañeros y compañeras que han escapado del contexto en el que supuestamente se compartieron.

La influencia de la industria pornográfica, y más concretamente la que produce pornografía dura (hardcore), no termina ahí: el contenido de las imágenes que se comparten como sexting está inspirado por las secuencias y costumbres observadas en el porno más hardcore, lo que les hace creer también que esas posturas y acciones son normales y aceptables: aceptables tanto para quien las produce, como para quien las recibe y las acaba redistribuyendo.

Los vídeos musicales también alientan a los jóvenes a realizar ciertas acciones donde normalmente el hombre trata a la mujer de forma denigrante, según alerta el informe. Combinado con la edad y el exceso de hormonas que viene asociado a la adolescentes, tenemos un cocktail explosivo que ha multiplicado el contenido explicitamente sexual enviado y recibido por los adolescentes. Para los adolescentes, además, enviar y recibir imágenes de su cuerpo es parte del modo actual de flirtear. Sin embargo, muchas chicas aún se resisten a las peticiones de sus compañeros de clase que en muchos casos están simplemente probando suerte, sin tener una mala intención inicial de qué hacer después con esas imágenes en caso de obtenerlas.

Muchos chicos, sin embargo, solicitan el contenido de forma depredadora y amenazante, lo que lleva que haya chicas que acaben enviando sexting a chicos que apenas conocen. Son estas imágenes las que acaban normalmente siendo utilizadas para practicar el ciberbullying, ya que se suelen publicar con más facilidad en sitios públicos de Internet.

Las aplicaciones supuestamente seguras utilizadas para el sexting como Snapchat o Facebook Poke siguen teniendo fallos de seguridad que permiten que se puedan guardar las imágenes, por lo que la falsa sensación de seguridad que ofrecen estos programas no hace más que aumentar los casos de sexting al tenerse cada vez menos control sobre este tipo de imágenes.

Aparte de confiscar el teléfono, hay poco que los padres puedan hacer para evitar este tipo de prácticas, afirman. De momento, no hay firewalls o filtros capaces de bloquear de manera efectiva el envío y la recepción de este tipo de contenidos, menos aún considerando que existen aplicaciones para practicarlo que están diseñadas para aparentar ser otro tipo de aplicaciones (calculadoras, navegadores…) y así engañar a profesores y padres, incapaces de detectar por qué medio se están compartiendo este tipo de imágenes y vídeos.

El informe reclama como fundamental que haya una mejor educación afectivo sexual, en donde se debe tener en cuenta que las redes sociales forman ya parte de la vida social y amorosa de los adolescentes, y no centrarse solo en los aspectos biológicos de la sexualidad. Enseñar a los niños a decir NO en Internet, o qué tipo de contenido sexual es inapropiado, es tan importante como conocer el aparato reproductor. Muchos profesores, sin embargo, encuentran imposible tratar con niños de 13 o 14 años el tema de la pornografía, o el porqué algunos comportamientos que aparecen en ese tipo de películas son degradantes: la causa suele ser que los padres simplemente no permitirían que se hablase de pornografía con los alumnos.

Por muy incómodo que sea, los expertos creen que tanto los padres como los profesores deberían hablar sobre el sexting y la pornografía con los alumnos, eso sí, de forma cooperativa y compartiendo la responsabilidad.

Fuente: The Independent.

Más información sobre el sexting

Anuncios


1 comentario

Adolescente detenido en el Reino Unido por incitar a disturbios en Facebook

Un chico escocés de 16 años comparecerá en los juzgados por haber incitado a distubios desde la red social Facebook. Esta figura existe como tal en el derecho penal anglosajón y le puede acarrear penas de cárcel.

El martes, fecha en la que se produjeron algunos intentos de daños a propiedades privadas en la ciudad, salió a la luz que un usuario que proclamaba ser «el hombre más odiado de Glasgow» había creado el día anterior una página en Facebook bajo el título Glasgow Riot Friday 12th August 2011 (Disturbio de Glasgow, viernes 12 de agosto). Decenas de otros usuarios de dicha red y residentes también en Glasgow denunciaron su existencia a los responsables de Facebook. La página fue rápidamente eliminada al recibirse esas denuncias. La policía ha animado a los ciudadanos a denunciar todo plan de disturbios del que tengan conocimiento.

La policía está vigilando estrechamente las redes sociales de Internet después de que se haya apuntado a Twitter y Facebook, pero sobre todo a los mensajes encriptados enviados mediante smartphones de la marca Blackberry como los medios que utilizaron para coordinarse los participantes en los primeros disturbios. De hecho las autoridades británicas han pedido a la empresa acceso a dichos mensajes encriptados y ha amenazado con bloquear el acceso a dichos webs y cuando menos, impedir el acceso a los sospechosos de participar en los actos de violencia.

Fuente: The Guardian
twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Un informe británico revela que los internautas más pequeños se creen todo lo que leen en la Red

En un informe que se hizo público hace unas semanas, el organismo regulador de las comunicaciones en el Reino Unido advirtió de ciertos datos alarmantes:

  • Uno de cada cuatro menores de entre 8 y 12 años tiene perfiles en las redes sociales Facebook, Bebo o MySpace, aunque la edad mínima para inscribirse en dichos webs es de 13 años.
  • El 17% de estos menores tenía configurada la privacidad de tal manera que otros usuarios podían ver sus detalles personales. Sólo el 4% tenía perfiles completamente privados.
  • El 17% de sus padres no tenían conocimiento de estos perfiles.
  • De los que sí lo sabían, el 10% no controlaba qué hacían sus hijos en dichas redes.
  • El 37% de los menores internautas de entre 5 y 7 años habían visitado Facebook.
  • El 70% de los usuarios más jóvenes creían todo o casi todo lo que leían en webs como la Wikipedia o los blogs.

También reveló ciertos datos acerca de las opiniones de estos jóvenes ciberciudadanos: el 44% de los chicos entre 12 y 15 años opinaron que descargar copias de películas o música mediante P2P no debería ser ilegal, siendo mayoritariamente varones quienes opinaban así. El 38% opinaba que sí debería ser considerado ilegal.

Fuente: The Guardian


Deja un comentario

El gobierno de Obama se posiciona a favor de una Internet libre

Mediante el nuevo web gubernamental OpenInternet.gov, la administración estadounidense dirigida por Barack Obama se posiciona oficialmente a favor de la net-neutrality, y el carácter libre y abierto de la Red. Esta apuesta está encabezada por la FCC y su presidente, Julius Genachowski. Con ella pretenden lograr una mayor innovación, una mayor creación de empleo y un país más conectado, y se oponen a las pretensiones de algunas empresas de telecomunicaciones de favorecer ciertos contenidos sobre otros a la hora de que los usuarios accedan a ellos. Genachowski defiende dos nuevos principios en la administración de Internet: no discrimininación de los contenidos y aplicaciones (net-neutrality), y transparencia en la gestión de las redes.

Fuente: Soitu


Deja un comentario

Los usuarios de YouTube en el Reino Unido son los más cívicos

De todos los usuarios que YouTube tiene en Europa, los más cívicos son los que se conectan desde Reino Unido. Son los que realizan mayor número de denuncias sobre contenidos inapropiados.

Victoria Grand, directiva de YouTube, afirma que “el Reino Unido es un país muy propenso a las denuncias”. Es decir, muchos vídeos acaban siendo señalados con el dedo (‘flagged’, en la terminología anglosajona) por los usuarios “debido a cuestiones que generan preocupación entre los británicos, aunque quizá no tanto en Estados Unidos, como la exhibición de armas”.

Las directrices de comunidad de YouTube en el Reino Unido, redactadas como un diálogo con el usuario, se basan en el principio de confianza —”Confiamos en que seas responsable”—, los términos de uso (cuya aceptación forma parte del registro o alta en el servicio) y la revisión del material señalado como inapropiado —”Si retiramos tu vídeo después de revisarlo (…) deberías tomarte nuestro aviso en serio”—.

Bajo el epígrafe “No te pases de la raya” se enumera una serie de “reglas que te ayudarán a evitar problemas”. Entre los contenidos prohibidos están la pornografía y el contenido explícitamente sexual, el consumo de drogas, la fabricación de bombas o el abuso de animales, la violencia gráfica o gratuita, los vídeos chocantes de accidentes, cadáveres o similares, los discursos que incitan al odio, los comportamientos persecutorios o intimidatorios (acoso, amenazas, invasión de la privacidad, revelación de datos personales) y los protegidos por derechos de autor.

La política de gestión de la comunidad de usuarios está directamente relacionada con las normas de seguridad, dirigidas a la prevención y persecución del delito. Todo ese cuerpo de normas y recomendaciones ha sido elaborado para evitar críticas como las que formuló en 2008 un comité de la Cámara de los Comunes, sobre la incapacidad de YouTube para evitar la divulgación de vídeos inapropiados u ofensivos.

En línea con los organismos del ámbito de la televisión que vigilan y, se supone, autorregulan lo que se emite por las ondas (Ofcom), el comité sugería la necesidad de crear un órgano regulador con potestad para vetar los contenidos potencialmente dañinos.

Entre los contenidos prohibidos están la pornografía, el contenido explícitamente sexual, el consumo de drogas o la fabricación de bombas

La preocupación de los políticos británicos y la de YouTube por las posibles consecuencias llevó, la pasada semana, a la compañía norteamericana a enviar una delegación a Gran Bretaña para “discutir con diputados y miembros del organismo regulador Ofcom las nuevas medidas internas de seguridad introducidas”.

La empresa ha adoptado, asimismo, las recomendaciones de asociaciones y organismos especializados para proteger a la infancia y aumentar su seguridad en la Red.

Muchos padres ignoran que el filtrado de contenidos para menores puede ser habilitado en un ordenador personal de varias maneras: en el acceso al dispositivo de red (cortafuegos del sistema operativo), en el propio router y en el navegador. Sin embargo, la popularización de los teléfonos móviles entre los niños y adolescentes y la introducción de modelos capaces de acceder a Internet (incluido YouTube, en algún caso) hacen que el control del acceso sea cada vez más complicado.

Fuente: argijokin.blogcindario.com